Grupos de WhatsApp
ANPE pide a los padres y madres de alumnos un uso responsable y respeto al profesorado

15-WhatsAppANPE, a través de su servicio del Defe­nsor del Profesor, advierte del incremento de las denuncias por insultos o difamaciones a los docentes a través de los grupos de WhatsApp de padres y madres.

En este sentido, la Fiscalía General del Estado también ha advertido del uso de chats por parte de los padres en los que «se falta el respeto al profesorado, a compañeros y a la comunidad educativa». Y el Ministerio Público incide, en su memoria anual, en la importancia de la prevención y la educación en el uso de las nuevas tecnologías, que «no debe restringirse a los menores, sino también a los padres».

Los grupos de WhatsApp de padres y madres, una herramienta comúnmente utilizada en el entorno de los centros educativos, se puede convertir, en algunos casos, en la vía más rápida para criticar al docente o su labor. Por ello, ANPE recuerda que para cualquier queja o sugerencia se deben utilizar los cauces establecidos y no tratar de solucionarlo por este medio, que desvirtúa la comunicación directa que debe existir entre la familia y el centro.

ANPE defenderá a los docentes contra estas prácticas y solicita cooperación a las familias para frenar las faltas de respeto hacia el profesorado que se puedan dar por este medio y, además, advierte de que la difusión y publicidad de injurias o calumnias a través de estos grupos podría tener la consideración de delito.

Para ANPE, los grupos de WhatsApp de padres y madres pueden ser muy útiles para intercambiar información sobre actividades escolares y extraescolares del centro, pero nunca deben utilizarse para criticar, insultar o difamar a los docentes, a otros padres y madres o a los propios alumnos/as.

Por todo ello, ANPE ha iniciado una campaña para informar sobre las utilidades de dichos grupos y el buen uso que padres y madres deben hacer de ellos, a través de un decálogo de buenas prácticas que difundirá por todos los centros educativos.

Debemos cuidar y establecer unas normas del buen uso de las diferentes vías de comunicación entre las familias y los docentes, que resulta esencial para la formación de los alumnos y la buena convivencia en el centro educativo.