Exposición Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre

30-Toulouse-1

El pasado día 17 de mayo, ANPE-Madrid organizó una visita guiada al Espacio CaixaForum para disfrutar de la exposición temporal titulada Toulouse Lautrec y el espíritu de Montmartre. El recorrido estuvo acompañado por una especialista en la materia. Se trata de una exposición en la que se ponen de relieve los aspectos del arte francés radical de finales del siglo XIX. Uno de los principales epicentros de esta corriente cultural fue el barrio parisino de Montmartre, escenario de inspiración de la mayoría de las obras del polifacético artista Toulouse-Lautrec y motor social y cultural de la Europa de su tiempo que definió un estilo moderno de marcado carácter bohemio.

Como nos explicó nuestra guía, las calles, los cabarets y los cafés del barrio de Montmartre fueron escenario de una explosión creativa de vanguardia cuyos protagonistas fueron un puñado de jóvenes artistas e intelectuales que desafiaron el orden establecido. Entre ellos, nuestro protagonista, Henri de Toulouse-Lautrec y otros renombrados artistas como Vincent van Gogh, Jean-Louis Forain, T. A. Steinlen, Pierre Bonnard o Édouard Vuillard. Todos, en la medida de su genio, contribuyeron al florecimiento de un movimiento de ruptura respecto al gusto burgués.

31-Toulouse-4La exposición consta de más de trescientas cincuenta obras, procedentes de préstamos internacionales de colecciones públicas y privadas, constituyéndose como una muestra multidisciplinar que nos permite comprender el papel fundamental que el espíritu de Montmartre tuvo en el desarrollo del arte moderno, y la manera en la que Toulouse-Lautrec y sus contemporáneos influyeron en la evolución de una producción artística que podríamos denominar efímera: carteles, ilustraciones, impresiones y diseños, a través de los cuales se extendió a nuevos públicos el espíritu bohemio y sus creaciones artísticas.

32-Toulouse-3Un espíritu bohemio que se convirtió en el epicentro de unos de los momentos históricos más singulares y creativos de la historia europea. Mediante las litografías y dibujos de Toulouse-Lautrec recorremos los cabarets, los locales emblemáticos como el mítico Les Quatre Arts o el Experimental Le Chat Noir, la absenta, la revista satírica, el circo y las ganas de replantear el mundo.

Por otra parte, también descubrimos cómo la llegada de la fotomecánica elevó el dibujo a una nueva categoría, generando carteles de una estética radicalmente innovadora, posters de colores planos y formas sintéticas que giraban la cara al realismo y abrían las puertas a la ilustración moderna y el diseño gráfico. El arte comenzaba a estar colgado en las calles y no en los grandes salones de la aristocracia, para que pudiera ser admirado por todos. De nuevo, fue otra jornada extraordinaria en la que pudimos disfrutar de esta exposición en compañía de los afiliados de Anpe-Madrid.