La importancia de la reducción del horario lectivo
Está todo dicho ya

Carolina

 

 

Carolina Fernández del Pino Vidal
Vicepresidenta de ANPE-Madrid

 

horarioEl 18 de septiembre, ANPE y el resto de los sindicatos de la Mesa Sectorial de Educación entregaron en la Consejería de Educación y Juventud 20 mil firmas del profesorado de la Comunidad de Madrid exigiendo que se imparta un máximo de 23 y 18 horas lectivas.La reducción del horario lectivo no es una cuestión meramente laboral, que también. Es un parámetro que influye sobre la calidad de la educación.

Se lanzó la campaña de firmas el pasado mes de mayo, para exigir a la Administración autonómica que se aplique la Ley 4/2019 y se establezca “con carácter ordinario un máximo de veintitrés horas en los centros de Educación Infantil, Primaria y Especial y un máximo de dieciocho horas en los centros que impartan el resto de enseñanzas de Régimen General reguladas por dicha Ley Orgánica”.

Ya en anteriores artículos sobre este tema, he hablado de la importancia que tiene que el Gobierno de la nación no permita que se produzcan ni desigualdades laborales entre profesionales del mismo cuerpo estatal ni diferencias sustanciales educativas en las distintas comunidades. 

También he hablado del sobresfuerzo que han supuesto para el profesorado madrileño todas las medidas que rápidamente se adoptaron cuando la crisis y cuán lentamente se están revirtiendo en nuestra comunidad, a pesar de que el Gobierno autonómico nos recuerda que Madrid ha liderado la recuperación económica.

El Gobierno nacional “recomienda” que se baje el horario lectivo, pero no lo implanta donde tiene competencias

 El Gobierno nacional “recomienda”, con la Ley 4/2019, (¡¿una ley puede recomendar?!) que se baje el horario lectivo, pero no lo implanta en Ceuta y Melilla, donde tiene competencias, y da así argumentos a las comunidades autónomas para que hagan caso omiso a esta “recomendación”.

Entre unos y otros se tiran la pelota y el profesorado madrileño sigue con sobrecarga lectiva. 

No es necesario hacer un informe grandilocuente para saber que la sobrecarga lectiva no es solo una cuestión de derechos laborales, sino que también afecta a la calidad de la enseñanza. Lo sabemos todos los docentes.

Lo más increíble es que siendo la educación, con toda probabilidad, el pilar más importante de cualquier sociedad desarrollada, el Gobierno estatal “recomiende” una reducción del horario lectivo, en vez de legislarla, al tiempo que, en el Informe español Panorama de la educación: Indicadores de la OCDE 2018, explica que la carga lectiva afecta a la calidad de la enseñanza

Dicho Informe, que ha sido elaborado por el Ministerio de Educación y Formación Profesional y analizado por el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE), reproduce los datos de los indicadores más importantes para España en comparación con la media de los países de la OCDE y de los 22 países de la Unión Europea.

En el tercer párrafo del Apartado 3.4 Horas de enseñanza del profesorado, se afirma: 

España presenta, en todos los niveles educativos, un número de horas de enseñanza en los centros públicos superior al de los países de la UE22 y al promedio de la OCDE. Se dedican 880 horas en el caso de Educación Primaria, 713 horas en la primera etapa de Educación Secundaria y 693 horas en la segunda etapa de Educación Secundaria. Son, por tanto, valores superiores a los promedios de la UE22 y OCDE, aunque la diferencia con el promedio OCDE es pequeña en el caso de la primera etapa de Educación Secundaria. 

 tabla2

El informe analiza a continuación el promedio del horario que se dedica a la enseñanza directa y explica que “La carga de trabajo de un profesor no se compone únicamente de las horas dedicadas a impartir clase”, sino también de “tiempo dedicado a corregir o revisar el trabajo de los estudiantes, preparar las clases, la formación personal o las reuniones del claustro entre otras actividades”. 

Para luego añadir que

… Cuanto mayor es el tiempo dedicado a la enseñanza directa, menos tiempo dedican los profesores a otras actividades relacionadas también con la calidad de la enseñanza (final del sexto párrafo del apartado 3.4).

tabla1

El Gobierno lo dice, lo legisla a modo de recomendación, no lo implanta donde tiene competencias y, por ende, las comunidades autónomas se aferran a esta incongruencia para no reducir el horario lectivo. 

Y mientras, una vez más, los profesores con su esfuerzo y dedicación defienden la calidad de la enseñanza a pie de aula, sin recibir el apoyo que deberían del Gobierno de la nación y de su comunidad. Además, tampoco disfrutan de la igualdad de condiciones laborales que deberían al pertenecer a un cuerpo estatal, si viviéramos una realidad coherente.

Lo que queda claro es que el horario lectivo afecta a la calidad de la enseñanza y que en España estamos por encima de la media europea y de la OCDE… Ya lo dicen ellos.