Educación en línea en la Comunidad de Madrid


pedro-freire-secretario

 

Pedro Fernández-Cañadas Freire
Secretario de Formación

 

47-pexels-julia-La Comunidad de Madrid ha realizado una publicación el 14 de septiembre de 2020, restringiendo el uso de plataformas educativas gratuitas a los colegios e institutos. Las instrucciones y recomendaciones sobre protección de datos en centros educativos indican que, con carácter general, no se autoriza la utilización de plataformas externas a EducaMadrid. Durante el confinamiento, dicha plataforma no fue lo suficientemente resolutiva debido a problemas en el servicio. Esto generó desconfianza y fomentó la búsqueda de entornos más resolutivos y eficientes, que presentaban menos dificultades.

El 16 de julio de 2020 apareció una publicación en la web de protección de datos en centros educativos de la Comunidad de Madrid, que informaba sobre una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que consideraba insuficientes las medidas en cuanto al marco de protección jurídica. Quizá hubiese sido un buen momento para haber tomado como referencia las demandas digitales del profesorado en cuanto a plataformas, para haber empezado a construir una nueva y más accesible EducaMadrid.

 

Respecto a la seguridad de este tipo de plataformas educativas gratuitas, tal y como argumentan desde Educación, según la sentencia mencionada anteriormente no se daban las garantías oportunas para la protección de datos de empresas con sede fuera de la Unión Europea. A pesar de que estas plataformas dan garantías en sus respectivas páginas web, lo cierto es que la normativa puede variar dependiendo de los países de donde proceda la información.

 

Otras administraciones disponen de una red autonómica dentro de la plataforma Microsoft con cuentas y herramientas disponibles para toda la comunidad educativa, generadas por la propia administración. Si bien desde Educación alegan que están trabajando para cerrar convenios y acuerdos con otras plataformas como Google, con el fin de adecuar las políticas de seguridad y privacidad, este tipo de gestión debería haberse realizado antes del inicio del curso escolar.

 

Las dudas sobre el funcionamiento de EducaMadrid han estado presentes durante mucho tiempo, pero es ahora, cuando se ha hecho imprescindible el uso de plataformas educativas, que sus problemas se han visto resaltados. La comunidad educativa no ha percibido demasiados cambios en el uso de EducaMadrid en los últimos años. Es más, han visto cómo ha aumentado la exigencia de una mayor competencia digital en aspectos como la tramitación electrónica de documentación, para los que no han recibido formación alguna.

Para asegurar un aprendizaje online eficiente y eficaz es necesario contar con recursos 

 

Por otra parte, para asegurar un aprendizaje online eficiente y eficaz es necesario contar con recursos, pero todos sabemos que la inversión en Educación es deficitaria y actualmente esto se ve reflejado en diversos aspectos. Por un lado, los recursos materiales. Los dispositivos electrónicos son escasos y en ocasiones están obsoletos. Además, los problemas de conexión a internet que presentan muchos centros educativos dificultan el teletrabajo desde los mismos. Los servidores fallan, tal y como ha reconocido la propia Administración. Se debe fomentar una formación digital docente de calidad de forma progresiva. No se puede demandar el uso de una plataforma para la cual no hemos sido formados. Las iniciativas que se están llevando a cabo por parte de la Administración no son suficientes y eso nos lleva a que la formación digital no haya estado a la altura de las circunstancias recientes.

 

Las plataformas educativas gratuitas resultan más atractivas que EducaMadrid, tanto para los profesores como para el alumnado. Las destinadas a la educación, como Google o Microsoft, son entornos visuales e intuitivos con herramientas que facilitan la labor docente en un entorno integrado.

 

Sería oportuno que EducaMadrid tuviese como referencia estos entornos demandados por la comunidad educativa y crease una plataforma similar, con las herramientas y garantías necesarias en cuanto a la protección de datos.

Desde mi punto de vista, se debe facilitar el trabajo del profesorado, prestándole las herramientas más adecuadas y útiles para su trabajo. Es muy difícil inculcar el uso de aplicaciones que conlleven una nueva formación, cuando ya se dispone de las mismas en otras plataformas más dinámicas y atractivas, tanto para docentes como para nuestro alumnado.

Se debería tratar de negociar con aquellas compañías que son demandadas por la comunidad educativa para llegar a unos términos de seguridad que puedan considerarse aptos o, en su defecto, crear una plataforma familiar para los usuarios, accesible y con garantías de funcionamiento, que logre su adhesión y confianza. Considero que la Administración debe ser flexible y escuchar al profesorado, que es, en definitiva, quien trabaja a diario con el alumnado.