Acuerdo Sectorial: punto de inflexión, punto de partida

Carolina2014-copia

Carolina Fernández del Pino Vidal
Secretaria de Acción Sindical

En el acto de la firma del Acuerdo Sectorial el presidente de ANPE-Madrid, Francisco Melcón, destacó la labor del profesorado de la Comunidad de Madrid subrayando que, a pesar de las dificultades motivadas por los recortes y el empeoramiento de sus condiciones laborales, había conseguido grandes resultados, como podía comprobarse por las evaluaciones externas, entre ellas el Informe PISA.

Dos largos y arduos años de negociación han sido necesarios para que ANPE-Madrid y el resto de las organizaciones sindicales de la Mesa Sectorial lograsen que el Gobierno de la Comunidad de Madrid llegase a un punto de inflexión, después de recortes significativos a lo largo de muchos años.

04-BANCO-iStock-483479497Las mejoras que recoge este Acuerdo en cuanto a aumento de plantillas, conciliación familiar, días de libre disposición, ligero aumento de retribuciones por el incremento que se va a aplicar a los sexenios, convocatoria a cátedras, el compromiso de aumentar las plazas en el concurso de traslados y el propósito de reducir la tasa de interinidad al 8 % eran necesarias después de una etapa de durísimos recortes que afectaron tanto a las condiciones laborales del profesorado como a los recursos para la enseñanza pública madrileña.

Es verdad que el Real Decreto-ley 14/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo era de aplicación en todo el territorio nacional, pero fue en la Comunidad de Madrid donde su interpretación y aplicación fue más restrictiva. Nuestra Comunidad lideró con orgullo la aplicación de los recortes sin buscar resquicio ni para su sistema educativo ni para el profesorado. Es importante recordar que estos recortes, además, fueron acompañados de una campaña sistemática de desprestigio del profesorado y sus representantes por los gobernantes de aquel momento.

Los profesores nos podemos congratular por la firma del acuerdo, pues contiene mejoras imprescindibles 

Todos los profesores nos podemos congratular por la firma del acuerdo, pues contiene mejoras que eran ya imprescindibles. Sin embargo, este logro necesariamente debe ser solo un punto de inflexión, un punto de partida.

El profesorado madrileño ha hecho frente a los efectos de los recortes desde el 2012 con dedicación y entrega. Así lo demuestran los resultados de las evaluaciones externas. Pero cualquiera que visite los CEIP, IES, centros de FP, Escuelas de Idiomas o de Arte o Conservatorios profesionales puede ver los estragos que han ocasionado.

Cristina Cifuentes en el acto de la firma del Acuerdo, entre otras cosas, señaló que este Acuerdo Sectorial era una demostración del compromiso que tenía su gobierno con la atención a la diversidad y con el sistema educativo madrileño.

Si aceptamos la realidad de que la población estudiantil es cada vez más diversa y requiere una atención más personalizada, no solo individualizada, podremos entender que los docentes en cada aula de nuestra Comunidad se enfrentan a la necesidad de atender a alumnos con necesidades muy distintas no solo educativas sino también sociales, psicológicas, de desarrollo madurativo, etc. Este cometido requiere un gran esfuerzo y mucho tiempo de preparación. Pedirles que intenten cubrir las necesidades de sus alumnos con un horario lectivo y laboral sobrecargado de horas de clase, reuniones, guardias, recreos, tutorías, formación y otras muchas actividades es pedirles un imposible.

El aumento de profesores especialistas en la atención a la diversidad recogido en el Acuerdo es absolutamente necesario, pero no es la única medida que debe acometerse. El incremento de plantillas en todos los centros debe ser un objetivo prioritario si queremos que la educación madrileña cubra las necesidades de todos los alumnos, tanto las de quienes tienen necesidades especiales como de aquellos que no.

El aumento de las plantillas, la consideración de algunas funciones complementarias como lectivas, el incremento de la inversión en los centros para adquisición y renovación de materiales e infraestructuras deben ser un objetivo continuo y concreto para el futuro, si queremos atender a los alumnos como nuestra sociedad exige y ofrecerles las herramientas que necesitan para el futuro.

Este logro debe ser solo
un punto de inflexión, 
un punto de partida

La mayoría de los centros está necesitada de mejoras de infraestructura o de renovación de equipos. Y los programas nuevos que se van implementando como el bilingüismo, la FP dual o nuevas enseñanzas en Centros de Adultos o Enseñan­zas Artísticas se conseguían a base del compromiso y la dedicación del profesorado, pero sin la dotación necesaria para su correcta implantación.

ANPE-Madrid, junto con el resto de organizaciones sindicales de la Mesa Sectorial, se congratula de que después de dos largos y duros años de trabajo hayamos conseguido cambiar el sentido de la marcha. Todos los docentes podemos disfrutar de este logro, pero solo momentáneamente, porque quedan muchas cosas por hacer y muchas reivindicaciones que lograr.